COMO TENER

UNA EXPERIENCIA DE PARTO ESPECTACULAR

Un ebook GRATIS para tí! Repleto de tips para que te vayas preparando para el día más importante de tu vida!

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon

©MI YOGA PRENATAL 2019

Plaza 75, Calle 75 -Dentro de Lilah Yoga

San Francisco, Ciudad de Panamá

TEL: +507 6205-0152

4 Puntos Claves Para Evitar Una Inducción

June 8, 2017

Se me parte el corazón... y me da tanta frustración!

 

En el lapso de una semana, tuve a 3 clientas con el siguiente dilema:  Por X o Y motivo, su médico sugirió inducir el parto ó programar una cesárea. Dos de ellas descubrieron que su médico se iba de viaje, motivo probable del apuro para que tuvieran a sus bebés antes de tiempo.

 

Todos  los días converso con decenas de mujeres embarazadas que vienen a mis clases, toman mis talleres, o me llaman para hacerme alguna pregunta.  Llevo 7 años trabajando con embarazadas a diario, escuchando como se sienten, contestando sus dudas y compartiendo esa etapa tan hermosa de sus vidas.

 

Y a menudo, me llegan con el mismo cuento chino que les hechó su doctor: 

 

Por X o Y motivo, te vamos a inducir el parto/programar una cesárea.

 

Déjenme presentarles los motivos X y los motivos Y favoritos, las realidades detrás de estas excusas, y qué podemos hacer al respecto. 

 

Las excusas más comunes para inducir o programar una (inne)cesárea son:

 

Excusa X- Tu bebé está muy grande,  si nos esperamos no lo vas a poder parir.

Lo que no te dicen es que si tu cuerpo no está listo para el parto, con una inducción las posibilidades de que no lo puedas parir son más de 50%.

 

Excusa Y-  Tienes poco líquido amniótico.

Es cierto que el líquido bajo es una señal para buscar otras condiciones, pero el simple hecho de tener poco líquido no requiere que el bebé nazca YA.  La mayoría de los médicos recomiendan descanso e hidratación.  Si hay otras anomalías en el monitoreo, entonces sí es adecuado que el bebé nazca con prontitud... pero no sólo por tener poco fluido.

 

Sólo la semana pasada, tuve a 3 clientas en este dilema.  Dos de ellas descubrieron que su médico se iba de viaje, motivo probable del apuro a inducir sus partos. 

 

Aclaro:  todo el mundo tiene derecho a salir de viaje!  Y no pretendo que un obstetra deje su vida personal de lado.  Tienen derecho como cualquiera a una vida familiar, a viajar, a hacer deporte y hasta a salir de fiesta!  Lo que me sigue anonadando es que un médico que tiene algún evento programado, no hable claro con sus pacientes. 

 

Qué cuesta decir:  voy  a salir del país de tal fecha a tal fecha, estas son las opciones: (y presentar la opción de inducción si la paciente la escoge,  o  contactarle con el médico suplente)

 

Hablemos claro, no creo que la ‘culpa’ sea completamente del médico que no está diciendo toda la verdad.  En muchos casos la responsabilidad es nuestra.

 

Hemos puesto tanta dependencia y responsabilidad a nuestro médico obstetra, que ellos sienten la presión de no poder tener una vida personal.  ¿A que me refiero?

Me refiero a la paciente que habla mal de su doctor porque no la vino a atender el día que dio a luz (cuando la madre del doctor estaba muy enferma)  O la paciente que se enfureció porque su doctor le dijo que no estaba disponible un fin de semana porque se casaba su hija…

 

Será que somos tan duros que los médicos prefieren no decirnos la verdad de lo que sucede en su vida personal?  O será que algunos médicos son tan frescos que prefieren  engañarte y hacerte creer que una inducción o cesárea programada es la opción medicamente adecuada para la salud de ambos? Imagino que la verdad está en el medio de ambas opciones.

 

Lo que sí es cierto, futura mamá, es que esto es pan de todos los días.  Tú no lo escuchas nunca y por eso te comes el cuento chino del tamaño de tu bebé o del líquido amniótico.  Porque no estás rodeada de embarazadas.. porque crees q tu caso es especial… porque tienes rapport con tu doctor e imaginas que todas sus decisiones tienen tu bienestar como motivo principal.

 

Pero yo lo oigo todos los días, y curiosamente cuando la mujer tiene el coraje de buscar una segunda opinión, termina en la mayoría de los casos teniendo su parto natural cuando su cuerpo decide que ya es la hora.

 

Ahora, pilas!  No estoy queriendo decir que NUNCA hay motivos para programar inducciones o cesáreas… de hecho motivos médicos hay un millón… lo que sí te puedo decir es que lo del tamaño es cuento chino, y lo del líquido, si no hay otros síntomas también (desviaciones en el monitoreo fetal, un bebé que no muestra crecimiento) pues ese cuento del líquido es también un cuento, y es de los favoritos de los cesareólogos.

 

Qué puedes hacer para que no te cuenteen al final de tu embarazo?

 

  1. Sé clara con tu doctor y haz las preguntas adecuadas:  Doctor, tiene algún evento o algún viaje alrededor de mi fecha?  Quien me recomienda como suplente si usted no me puede atender ese día?

  2. Desde temprano en tu embarazo, haz preguntas relativas al parto. Un médico que no te quiere responder o que te dice que no te espera más de 40 semanas, es un médico cesareólogo… que no le gusta lo natural. 

  3. Si te empieza a hablar de inducciones, tamaño del bebé, etc… y aún faltan meses para el parto, estás avisada!  Ya lo lleva entre mente…

  4. No tengas miedo de buscar una segunda opinión… ni una tercera.  

 

Si no tomas la responsabilidad de tu parto,  es probable que termines con una inne-cesárea que por supuesto no querías.

 

Tu bebé nace sólo una vez.  Empodérate.  Pregunta.  Y si te quieren inducir, negocia un día a la vez.

 

Please reload

POSTS recientes: 
Please reload

 SEARCH BY TAGS: 
Please reload