COMO TENER

UNA EXPERIENCIA DE PARTO ESPECTACULAR

Un ebook GRATIS para tí! Repleto de tips para que te vayas preparando para el día más importante de tu vida!

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon

©MI YOGA PRENATAL 2019

Plaza 75, Calle 75 -Dentro de Lilah Yoga

San Francisco, Ciudad de Panamá

TEL: +507 6205-0152

Fallo en progresar?!?

October 4, 2015

Vivimos en la cultura de las comidas rápidas, las comunicaciones rápidas, los transportes rápidos.   En esta cultura que quiere todo YA, el proceso de nacimiento, en su estado natural, parece encontrarse en vías de extinción.

 

Solía ser que 3 días de labor de parto era considerado demasiado;  luego fueron 24 horas, luego fueron 18, y luego 12.  Hoy en día, en la mayoría de los hospitales, si el cervix de una mujer no dilata a un ritmo de un centímetro por hora, la mujer empieza a ser bombardeada con oxitocina sintética, y después de unas cuantas horas le dicen que su labor “falló en progresar” y es enviada a la sala de operaciones para practicarle una cesárea.

 

Es cierto que hay casos en los que notamos que la labor de parto tiene un problema y se debe practicar una cesárea: cuando hay sufrimiento fetal,  o hay un mal posicionamiento del bebé que no permite que el proceso progrese.  Hay situaciones en las que la oxitocina sintética puede ayudar; dándole un poco de fuerza al útero, especialmente con una madre que está cansada.  

 

Pero en la mayoría de los casos, un “Fallo en Progresar” es realmente un “Fallo en Esperar”.  Por falta de paciencia, ó por tener otras responsabilidades y/o prioridades, algunos médicos practican intervenciones que no tienen nada que ver con la salud de la madre o el niño, sino más con el hecho de que es hora de cenar, de irse a dormir, de atender otras pacientes, o de irse de fin de semana a la playa.

 

Qué es normal? 

 

No confundamos el promedio, con lo normal.  Si el promedio de talla de zapatos de una mujer es 7.5, pensaríamos q una mujer que calce 5 o que calce 9 es anormal?  

 

En la salud femenina, “normal” tiene un sin fin de rangos.  Es normal menstruar por primera vez a los 10 años.  También es normal menstruar por primera vez a los 15.  Es normal dar a luz a las 38 semanas de gestación, y es normal hacerlo a las 42.  

De igual manera, es normal tener una labor de parto de 2 horas y es normal tener una labor de 2 días.  12 horas se ha determinado que es el tiempo promedio– lo cual indica que la misma cantidad de mujeres tienen una labor de parto de 6 horas, como de 18 horas; y la misma cantidad de mujeres tienen labores de 2 horas como de 22 horas.

 

Mientras el corazón del bebé siga entre los 110-160 latidos por minuto, y los signos vitales de la madre no levanten sospechas de que hay alguna condición desarrollándose, no hay motivo por el cual no esperar a que el cuerpo progrese a su propio ritmo.  Con las contracciones, el latido del bebé puede bajar un poco, pero debe repuntar cuando pase la contracción.  (Hablaremos un poco más sobre monitoreos fetales en otro post).

 

Es importante recordar, especialmente para las mamas primerizas que no han pasado por una labor de parto, que tener un trabajo de parto  de 18 horas no quiere decir que se está  adolorida por todo ese tiempo.  Las ondas uterinas (contracciones) son intensas durante aproximadamente un minuto, nada más.  Entre onda y onda realmente no se siente ni intensidad ni dolor.  Las labores largas usualmente tienen un ritmo más lento, dando espacios amplios entre las ondas, durante los cuales la madre puede descansar.  Es importante que descanse entre una y otra contracción y que coma y se hidrate para poder mantener su energía.

 

No caigamos en el apuro de nuestra era industrial para bienvenir a una criaturita al mundo.  Cada parto tiene su ritmo. Si la mujer se deja llevar por el proceso sin tener necesidad de  controlar lo incontrolable, podrá darle una bienvenida a su pequeño sin apuros ni intervenciones innecesarias.  Para lograr que un nacimiento se desenvuelva a su propio ritmo, se necesita de personas apoyando a la madre, sin apuro y sin presión.  Es importante, a la hora de escoger dónde se va a tener un parto y con quien, hacer preguntas para asegurarse que ninguno de los involucrados tenga una relación más estrecha con el manejo del tiempo, que con la salud de la mamá y el bebé.

Please reload

POSTS recientes: 
Please reload

 SEARCH BY TAGS: 
Please reload