COMO TENER

UNA EXPERIENCIA DE PARTO ESPECTACULAR

Un ebook GRATIS para tí! Repleto de tips para que te vayas preparando para el día más importante de tu vida!

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon

©MI YOGA PRENATAL 2019

Plaza 75, Calle 75 -Dentro de Lilah Yoga

San Francisco, Ciudad de Panamá

TEL: +507 6205-0152

Buen Ginecólogo ¿Buen Obstetra?

September 22, 2015

Las 8 preguntas que debes hacer

Es casi un hecho, que la misma persona que nos hizo un Papanicolaou a los 18 años, sea la persona que escojamos para ayudarnos en nuestro parto, pero ¿será ésta la persona indicada?
En mi experiencia, excelentes ginecólogos con variadas especialidades, no necesariamente son los indicados para atender un parto—quizás por falta de pasión, por exceso de trabajo, o simplemente por creencias personales sobre el proceso de nacer—me he encontrado con excelentes ginecólogos, que no son tan buenos obstetras.

 

Hay algunas preguntas claves que puedes hacer a tu médico para saber si es el tipo de obstetra que quieres tener en tu parto:

 

1. ¿Practica partos naturales sin intervenciones?

Te sorprendería saber cuántos obstetras nunca han visto un parto natural. Y por natural no me refiero a vaginal, me refiero a natural. Muchos obstetras nunca han visto a una mujer tener un parto sin oxitocina, epidurales, episiotomías, etc. El 85% de las mujeres no necesitan de ningún tipo de asistencia de este tipo en su parto. Cuando un médico cree fielmente que el parto se conduce mejor con drogas, es probablemente porque o nunca lo ha visto, o no tiene la paciencia, pasión y convicción necesarias para atender un parto al ritmo que la naturaleza indicó.

 

2. ¿Practica la episiotomía por rutina?

Si te responde: por supuesto! Sal corriendo de su oficina. Las episiotomías rutinarias ya están contraindicadas. Se ha demostrado que la episiotomía rutinaria solamente aumenta el riesgo de una laceración mayor. Además, en la mayoría de los partos asistidos, las laceraciones son mínimas o nulas. Hay escasas situaciones en las que una episiotomía nos puede ayudar: si hay evidencia de sufrimiento fetal, si hay cantidades importantes de meconio, u alguna otra manifestación que nos haga sentir que el bebé debe salir más rápido—en ese momento la episiotomía nos puede ayudar a evitar una complicación. Si no hay manifestaciones de stress en el bebé, y te quieren hacer una episiotomía, probablemente tu médico lo está haciendo simplemente porque está apurado o aburrido de esperar.

 

3. ¿Cuál es su opinión médica sobre las cesáreas programadas por conveniencia?

Un médico que sugiere las cesáreas por conveniencia como la opción ideal me pone un poco nerviosa y me hace dudar de su ética. Hay incontable evidencia de que el parto natural es lo mejor para la madre y el bebé cuando no hay ningún riesgo inminente. Las cesáreas traen muchos riesgos de salud tanto para la madre como el bebé, y es claro el índice alarmante de incremento de bebés en cuidados intensivos después de cesáreas programadas. No estoy tan segura que un médico que sea cómplice de esta práctica esté practicando medicina bajo el principio non nocere—lo primero es no hacer.

 

4. ¿Permite comer y beber durante la labor?

La labor de parto tiene un ritmo muy personal, pero usualmente demora varias horas. Durante este tiempo, la madre está haciendo un esfuerzo físico importante, y por ende es necesario que se hidrate bien y mantenga su nivel de azúcar óptimo. En “la vieja escuela” se le prohibía a las mujeres comer y beber, por miedo a que su parto terminara en una cesárea con anestesia total y hubiese un riesgo de aspiración. Hoy en día las cesáreas se practican con epidural, así que el riesgo de aspiración no existe y las mínimas ocasiones en las que sí tienen que usar una anestesia total, los riesgos de aspiración siguen siendo mínimos ya que hoy en día se entuban y abren las vías aéreas. Quizás no vayas a comerte una hamburguesa con papas fritas, lo más seguro es que no te va a provocar comer un plato fuerte, pero tomar agua, té o alguna bebida isotónica (powerade, gatorade, pedialite) es ideal para no perder las fuerzas. Una sopa, fruta o hasta un pequeño dulce puede hacer que la labor fluya de la mejor manera. Los úteros de las mujeres cansadas, se cansan también! Si tu obstetra te prohíbe comer y beber durante tu labor de parto, probablemente quieras explorar la opción de atenderte con alguien con ideas un poco menos anticuadas.

 

5. ¿Permite el libre movimiento durante la labor?

El proceso es mucho más doloroso si estamos acostadas, que si estamos en constante movimiento, caminando, bailando, sentadas o de pie. El nacimiento es un proceso dinámico, y se ve negativamente repercutido si a la madre no se le da derecho de ser una pieza activa del trabajo. Es esencial la gravedad y el movimiento de las caderas.

 

6. ¿Cuál es su opinión acerca de las inducciones?

¿Qué métodos de inducción utiliza? No te fíes de un obstetra que le gusta inducir por conveniencia. Inducir el parto eleva el riesgo de cesárea en más de un 50%. Las cesáreas implican un alto riesgo para tu salud, y además, su recuperación es mas lenta y dolorosa.

 

7. ¿Qué porcentaje de sus partos terminan en cesárea?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) determina que en cualquier región del mundo el índice de cesárea debe estar alrededor de 15%. Si es mucho más, los riesgos (incluso de muerte) aumentan exponencialmente para la madre y el bebé.  Si es mucho menos, quiere decir que bebés y madres han sufrido la muerte o algún nivel de morbilidad, por falta de una cesárea.

 

8. ¿Practica partos vaginales después de cesárea?

La OMS recomienda los Partos Vaginales después de Cesárea o VBAC (Vaginal Birth After Cesarean) a menos que la condición que llevó a la cesárea anterior se presente de nuevo. Los riesgos de que haya una ruptura de útero son de 0.5% más en una mujer con cesárea anterior que en una mujer que no se le haya practicado una. Aún con una ruptura de útero, los riesgos de salud son de menos de 1%. Cada cesárea consecutiva aumenta exponencialmente los riesgos para la madre—la segunda cesárea es estadisticamente más riesgosa que la primera, la tercera a la segunda, y así sucesivamente.

 

A pesar de que hoy en día la elección mas común para las futuras madres sobre la persona que las acompañara en sus partos sean los médicos obstetras, cada día son mas las mujeres que escogen a enfermeras-parteras certificadas para esta tarea. Lo principal, en estos casos, es que selecciones una persona que te brinde confianza y seguridad, que este sintonizada con tus deseos y decisiones, que atienda tus dudas y, sobre todo, que te brinde las mejores opciones para ti y para tu bebé. Esto no es difícil y solo requiere un poco de paciencia y búsqueda. Existen excelentes especialistas en nuestro país.

Please reload

POSTS recientes: 
Please reload

 SEARCH BY TAGS: 
Please reload